You are here
Home > Actualidad > Un balance, un resultado.

Un balance, un resultado.

Tal y como estaba programado se realizó, hace ocho días ya, la que decidió Dignidad Agropecuaria llamar Sentatón Agropecuaria. La idea del plantón, pero sentados. El mensaje que se quería enviar; relacionado con las crisis de la leche, el arroz, varios cultivos de pan coger: plátano y yuca y una fruta deliciosa, la guayaba, se envió. Con una representación integrada por delegaciones de los bienes agrícolas y pecuarios reseñados y de siete departamentos y con explicaciones precisas, en boca de los dirigentes asistentes, sobre la situación que atraviesan, la Sentatón cumplió su objetivo: Difundir, hasta donde nos fuera posible la crisis de esos cultivos y los problemas que aquejan a buena parte de la producción agropecuaria nacional.

A la explicación dada sobre los efectos de los tratados de libre comercio, TLC, en el sector lácteo, la petición de salvaguarda, solicitada por Fedegan y otros gremios, debe agregarse la explicación sencilla que se hiciera -en medio de la Sentatón- sobre los lactosueros y como pueden ser, o son, un engaño a los consumidores. Adicionar lactosuero a la leche que se vende en el país, por parte de la mayoría de la industria procesadora de leche, es aumentar los excedentes de leche y bajar, por ese camino, los precios a los productores.

Los lactosueros son derivados de la elaboración de los quesos y por cada kilo de queso pueden producirse 9 litros de lactosuero lo que lo vuelve muy atractivo para rendir la leche y cometer el fraude comentado. De otra parte, como señaló una de las intervinientes en la Sentatón, la resolución que fija el precio de la leche, con un alza de 41 pesos en el litro, expedida por el Ministerio de Agricultura no pasa de ser una burla a los productores de leche del país. Es sabido que los incrementos en los costos de los alimentos concentrados para los aminales, la droga veterinaria y demás componentes necesarios para la labor productiva, han subido, en algunos casos más del 15% por efecto de la devaluación del peso que, este año, bordea el 22%.

En cuanto al otro producto relacionado en la protesta realizada, el arroz, los productores expresaron diversas realidades. De entrada, en comparación con los precios a los que pagaron el grano -hasta el 31 de diciembre de 2020- estos cayeron más del 15% en la zona centro y, en departamentos como el Norte de Santander, en un 22%. Esos son, sin duda, precios que no les permiten tener utilidades y que implican pérdidas considerables, de un millón de pesos por hectárea y más.

Pero, más grave será la situación el semestre entrante si no logra resolverse el sobre abastecimiento que se presenta. Los elevados inventarios a 31 de diciembre de 2020 por la buena cosecha y la siembra de más de 590 mil hectáreas ese año, el ingreso de más de 227 mil toneladas de arroz blanco por los tratados de libre comercio con EE.UU, Perú y Ecuador, la baja en el consumo nacional del cereal por la caída del ingreso para más de 5 millones de familias por la pandemia, acarrean una situación en la que, si el gobierno no hace los esfuerzos fiscales correspondientes, implementando una política de compras públicas y dando un incentivo al almacenamiento, la ruina de los productores será de proporciones históricas.

En medio de la Sentatón, el Ministro de Agricultura Rodolfo Zea, dijo a los medios de comunicación que ya tenían, prácticamente, negocios con algunos países del Caribe y con Canadá para exportar arroz colombiano. Ojalá, y así sea, pero la verdad, no vemos voluntad política del gobierno para darle la mano a los arroceros colombianos.

En cuanto a los demás productos las denuncias fueron contundentes, los videos de las intervenciones de los agricultores son elocuentes y se pueden ver en la página de Facebook de Dignidad Agropecuaria, (https://www.facebook.com/dignidadparaelAgro)

Después de la visita de varios medios de comunicación y de conversar con los dos viceministros de agricultura, se tuvo un resultado. Se acordó realizar una reunión el miércoles 7 o jueves 8 de abril de Dignidad Agropecuaria, Arrocera y Ganadera con el Ministerio de Agricultura, con el ánimo de acordar soluciones reales a la crisis.

El objetivo de dar a conocer la situación que atraviesan los productores de leche, arroz, plátano, yuca y otros productos, se cumplió. Hicimos la denuncia sobre lo que acontece en estos sectores de la economía agrícola del país y recibimos respaldo de organizaciones como la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, que estuvo en el evento.

Dignidad Agropecuaria espera que haya soluciones ciertas, pero advirtió, que continuará adelantando conversaciones con otras organizaciones, en las diversas regiones del país, y que apoyará la movilización nacional del 28 de abril programada por las organizaciones que integran el Comité Nacional de Paro, CNP.

 

*Oscar Gutiérrez Reyes

Director Ejecutivo Nacional Dignidad Agropecuaria Colombiana

Marzo 31 de 2021

Deja un comentario

Top