You are here
Home > Actualidad > Nuevos hechos determinan aplazar protesta cafetera

Nuevos hechos determinan aplazar protesta cafetera

Oscar Gutiérrez Reyes, Director Ejecutivo Nacional Dignidad Agropecuaria Colombiana, Pereira, junio 7 de 2019

Contrario a lo que creen los editorialistas de La República y El Tiempo y a lo que opina el director de la SAC, Dignidad Cafetera y Dignidad Agropecuaria tienen todo el derecho de reclamar precios justos para los productores agrícolas y pecuarios del país. Por eso, hace más de un mes, acordamos realizar una Jornada Nacional de Protesta Cafetera el próximo 10 de junio. Sin embargo, nuevos hechos se presentan en el mercado mundial del café y determinan, aplazar la protesta programada.

Cuando tomamos la decisión, el precio era de US$ 86 centavos/libra, ayer -seis de junio- se cotizó, en la bolsa de Nueva York, a US$ 1 dólar con 4 centavos/libra. Del 7 de mayo al 31 de mayo subió el precio US$16 centavos de dólar en libra. En cuanto, a la otra variable para la formación del precio interno que es la devaluación del peso, la variación también es significativa: pasamos de dólar de $3.240 pesos el 5 de mayo a dólar de $3.296 pesos ayer lo que llevó a que subiera el precio del grano, en el mercado interno, de $688 mil pesos/carga a $795 mil pesos/carga, superando los costos de producción y alcanzando un monto levemente superior.

Ante esta realidad -en la cual el gobierno nada tuvo que ver- aunque Dignidad Cafetera y otros sectores le hayan pedido que abogara por los caficultores -en el concierto de las naciones consumidoras- es elemental que la protesta planificada para el próximo 10 de junio deba ser suspendida -provisionalmente- ya que, la caída en el precio internacional puede volver a presentarse en pocos días y la cosecha del segundo semestre puede verse afectada por precios bien bajos como, se afectó, la cosecha que se está acabando de recoger en este semestre.

Esa decisión, sin embargo, no suprime la necesidad que se tiene de resarcir a los productores que perdieron durante la recolección de su cosecha y por eso, el gobierno debería ayudar aumentando el IGEC -que aún no se entrega- siquiera al triple de lo acordado, priorizando apoyo con fertilizante y atendiendo, con rebajas de intereses y ampliación de plazos para la cancelación, a quienes presentan problemas de liquidez, para el pago de sus obligaciones bancarias. También solicitamos se den soluciones que atiendan las deudas viejas, a los deudores calificados B y, en especial, las de la llamada Ley de Punto Final, que se vence el 30 de junio y a la que no han podido acogerse, debidamente, los beneficiarios.

De igual manera, requerimos se precise las condiciones de reglamentación del Fondo de Estabilización de Precios, con la presencia de delegados de Dignidad Cafetera, se adecuen los créditos de fomento de la actividad a tasas que no sean superiores al 3% anual y se resuelvan los graves problemas de beneficio y comercialización que se presentan en muchas zonas cafeteras del país, donde compradores privados hacen jugosas utilidades por la falta de presencia de puntos de compra de la institucionalidad y falencias en el beneficio del grano.

Como parte de las actividades -para continuar la lucha de Dignidad Cafetera- se realizará un Foro en la Asamblea Departamental del Quindío, una Asamblea Cafetera y Panelera en Popayán, otra en Garzón, Huila y una más de paneleros en Guepsa, Santander, y se promoverán otras actividades que mantengan en alerta a los cafeteros del país frente a la caída en los precios que afectarían, de nuevo, gravemente su ingreso. En cuanto a la situación de los paneleros exigimos que el gobierno frene las importaciones de etanol y cierre los derretideros de azúcar a más de dar solución a los problemas que aquejan a los paneleros. Es de señalar nuestro rechazo al cierre de la fábrica de cigarrillos de Coltabaco y los procederes de las multinacionales Phillips Morris y British American Tobaco por el grave daño se causa a los trabajadores y a los productores de la hoja en Santander y el resto del país.

En estas condiciones, Dignidad Cafetera y Dignidad Agropecuaria agradecen a todas las organizaciones, incluida la CUT, por el respaldo que brindaron a los cafeteros colombianos y a los caficultores que acompañaron la marcha a Armenia y las demás acciones adelantadas y los invita a continuar la lucha por alcanzar: La creación de una organización de países productores de café, la búsqueda de precios remunerativos y estables, la solución integral al problema de las deudas, la fijación de una política de crédito de fomento agropecuario con tasas de interés que no sean superiores al 3% anual y mecanismos de beneficio y comercialización que protejan a los caficultores que no disponen de ellos.

Voceros Nacionales de Dignidad Cafetera y Dignidad Agropecuaria Colombiana

Deja un comentario

Top