You are here
Home > Actualidad > Los alcaldes de Boyacá al Sr. Presidente y Sra. Vicepresidenta de la República

Los alcaldes de Boyacá al Sr. Presidente y Sra. Vicepresidenta de la República

Boyacá, marzo 30 de 2020

Viendo la realidad de la actual crisis por la que atraviesa el planeta entero, y a la cual no somos ajenos los colombianos, más de 110 alcaldes de nuestro departamento, cuyos municipios pertenecen a las categorías quinta y sexta, vemos con tristeza y desazón que nuestra situación es cada vez más difícil para atender las apremiantes necesidades de las comunidades que, en su gran mayoría, están compuestas por gentes mayores, empobrecidas, marginadas y desprotegidas, en lo profundo de nuestras olvidadas provincias.

Señor Presidente Duque, Señora vicepresidenta, Marta Lucía, con gran preocupación hemos comprobado que las medidas tomadas por su gobierno, descritas tan minuciosamente a través de las distintas alocuciones pronunciadas por ustedes y difundidas por los distintos canales de TV pública y privada, por las paginas digitales de los más grandes medios y por los múltiples canales de las redes sociales, no se corresponden entre el contenido de los discursos y los resultados en la realidad.

1. Con respecto al protocolo del coronavisurs y, específicamente a los programas sociales, no se guardó la mejor sensatez; sus anuncios alteraron el normal desenvolvimiento de dichas medidas al convocar a los adultos mayores al pago de los 80 mil pesos. Que ellos se movilizaran, no significó otra cosa que aumentar sus riesgos: la entrega de este auxilio se hubiese podido hacer por medio de familiares; nosotros hubiésemos podido coordinar la entrega incluso en los propios hogares, llevándoles a sus hogares los víveres y medicamentos más necesarios para remedia la cuarentena. De igual manera los demás programas como Familias en Acción y Jóvenes en Acción. Lo inteligente hubiera sido ampliar los programas a más personas, aclarando que Boyacá es rural; distinto a Bogotá, aquí no se tiene los medios tecnológico como internet, bancos, cajeros automáticos o servicios de transferencia electrónica.

Los alcaldes teníamos convencidos a los adultos mayores de que estuvieran en sus casas cumpliendo las recomendaciones del Ministerio y de las secretarías de salud; con lo hecho por el gobierno lo único que se logró fue poner en riesgo a toda la comunidad. Y por si fuera poco, el anuncio de que se adicionaría una mesada, como se entendió en una de estas alocuciones, tampoco es cierto, pues de lo que se trata es de adelantar, en abril, la mesada mayo, según lo informa el Banco Agrario. Así que en junio no habría el pago correspondiente.

2. Su gobierno le debe dar la importancia necesaria a los municipios de quinta y sexta categoría donde están todos los problemas sociales: adulto mayor, pobreza, exclusión, miseria, aislamiento, falta de oportunidades. No podemos explicarnos cómo es que reducen los recursos del SGP que, al contrario, debían de incrementarlos.

Señor Presidente, Sra. Vicepresidente, cómo nos quitan el ahorro del Fonpet, recursos que como pocos son de cada localidad: Esta es la más cruel forma de centralismo: nos quitan a los más débiles para entregarles los recursos a los banqueros omnipotentes. El peor de los mundos lo tendremos el año entrante, ni estos recursos, ni regalías dada la crisis económica que se avecina, no solo por la crisis de la pandemia, sino con la ya ruinosa cotización del petróleo y la baja general de los precios de las materias primas de los que dependen impuestos y divisas.

3. Como si faltara algo en esta escena de terror, este año, ante las falsas cifras del Censo de Población de 2018, la totalidad de los pequeños municipios de Boyacá han visto reducidas las transferencias de la Nación. Un municipio como Oicatá, que este año debería tener un presupuesto superior a los 6 mil millones de pesos, ya que como lo dice la constitución y la ley, no puede ser menor al del año pasado, ahora su administración comprueba que se bajará en más de dos mil millones. Se calcula que entre 80 y 90 municipios boyacenses, dado que las cifras del Censo no son reales, verán disminuidos sus presupuestos de inversión en unos 900 millones, cada uno, lo que significa que no habrá para atender nada, menos la pandemia. Por favor, ¡dejen los presupuestos del año pasado mientras se revisa el Sisben y el Censo; dejen quieto el Fonpet, porque eso es de los municipios! Más bien, lo que debería considerar es un cambio necesario en el equipo económico de su gobierno.

4. Suponemos Sr. presidente que ustedes debe ser responsable con lo que dicen; cuando anuncien una ayuda, por favor cumplan. Los alcaldes quedamos como ladrones porque todos, los que hayan visto las alocuciones y videoconferencias del alto gobierno, están convencidos que no pueden estar diciendo mentiras. Por lo tanto, los señalados en las localidades somos nosotros los alcaldes. ¡No es posible que, todos los días conferencias y anuncios de recursos y no llega un solo peso!

5. Ustedes anuncian 6 billones de pesos para salud; a los municipios de quinta y sexta categoría no ha llegado un solo peso para un tabocas. Todos los municipios atraviesan tal situación que hoy no tiene con qué comprar un mejoral, mientras que las ESE están deterioradas, sin equipos, no tienen personal, no hay dotaciones, no hay medicamentos y dependen de los giros de las EPS que siempre hacen alguna trampa para no pagar, consentida con el gobierno nacional.

6. ¿Dónde está el Ministerio de Agricultura con los estímulos al agricultor de nuestras veredas para que produzca alimentos? ¿Dónde están las decisiones y los instrumentos para que se rebajen los costos de producción, ahora que el dólar está por las nubes y que la mayoría de los insumos tienen como materias primas, elementos importados?

7. También requerimos de su gobierno la ayuda para el control de la movilidad de ciudadanos que vienen de Bogotá y de otros lugares del país y de Venezuela. ¡Necesitamos proteger nuestra población de la pandemia!

8. Sr. Presidente, usted prometió al final de su campaña, en el Centro de Convenciones de Paipa, que protegería la minería bien hecha. Pues bien, estamos haciendo todos los esfuerzos para lograrlo, estamos alcanzando la minería bien hecha para la extracción de carbones coquizables y térmicos, pero a cambio no recibimos nada: ¿dónde está la intervención social, dónde las regalías del carbón, del térmico y del coque. Entre Socha y Socotá, en la provincia de Valderrama, se están produciendo cada mes entre 80 y 100 mil toneladas del mineral, y sin embargo, lo que nos corresponde por regalías no lo vemos, mientras perdemos la autonomía territorial, al tiempo que las comunidades nos reclaman, y como no hay con qué, todo es culpa de alcalde. Cada vez menos autonomía, menos recursos y más responsabilidades. Socotá no tiene un hospital, Valderrama no tiene un relleno sanitario, no hay morgue no hay planta de beneficio.

9. Ahora bien, Somos los alcaldes de las más apartadas poblaciones los que estamos otra vez expuestos a las perturbaciones del orden público que regresan a muchos territorios. Por eso necesitamos de la protección y la seguridad. En esta situación estamos muchos de los alcaldes de las Provincias de Valderrama, Norte, Gutiérrez y la Libertad.

10. Y para atender las calamidades que cada día se hacen más difíciles, nuestros pequeños municipios no cuentan con organismos de socorro, no hay bomberos, ni cruz roja; prometen arriba y no llega nada a los pueblos.

11. También le recordamos a su gobierno el compromiso previamente adquirido con los recursos del Bicentenario, que no pueden ser ignorados para la ejecución de las obras ya prometidas. De esta deuda no nos olvidamos; los recursos prometidos deben ser respetados aparte.

Sr. Presidente, Sra. Vicepresidenta, con la ayuda de Dios estamos seguros que superaremos estos aciagos días de la pandemia, y una vez lo logremos, tengan la plena seguridad que si nuestras peticiones no son atendidas y nuestros derechos respetados, los alcaldes de las pequeñas localidades de Boyacá encabezaremos a los de Colombia entera para marchar a la Plaza de bolívar de Bogotá para exigir el trato digno que merecen los habitantes de nuestras localidades que son los más necesitados. Ustedes saben que hemos sido los boyacenses los que hemos encabezado los grandes movimientos sociales de los últimos años, solo con la meta de ser mejor tratados.

De ustedes, con toda consideración y respeto, alcaldes de Boyacá

Deja un comentario

Top