You are here
Home > Actualidad > La producción nacional no es rentable: Dignidad Agropecuaria

La producción nacional no es rentable: Dignidad Agropecuaria

Entrevista de Daniel Villán Bustamante a Oscar Gutiérrez Reyes, director ejecutivo de Dignidad Agropecuaria Colombiana, Cúcuta, mayo 30 de 2019

Colombia importa al año 14 millones de toneladas de productos agrícolas, sumadas a los alimentos de contrabando.

La apertura económica de Colombia, resultado de las firmas de Tratados de Libre Comercio (TLC) con potencias de occidente como Estados Unidos, Corea del Sur y Canadá, abrió el abanico de posibilidades de exportación de los commodities (productos básicos).

Sin embargo, la poca competitividad en precios y producción de estos productos agropecuarios en los mercados internacionales ha generado una crisis en el sector.

Óscar Gutiérrez, director ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, dijo que el país importa al año 14 millones de toneladas de productos agrícolas, a esto se suma la entrada de productos de contrabandoen donde las incautaciones de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) en Norte de Santander superan las 180 toneladas en lo corrido de 2019.

El dirigente gremial estuvo visitando el departamento y en diálogo con La Opinión manifestó que productos como el café, cacao, palma aceitera, maíz, rogo, soja y arroz, cuyo precio se fija en las bolsas de valores, están sufriendo por la caída en sus precios internacionales.

Brasil es el principal productor de café del mundo, con una cosecha que el gobierno del gigante suramericano estimó se ubicaría entre 50,5 y 54,5 millones de sacos, una caída de 13 % comparado a los 61,65 millones de sacos producidos en 2018.

En el caso del cacao, el dirigente gremial destacó que dos empresas son los principales compradores del producto nacional para abastecer el mercado local, estas son las compañías CasaLuke y Nacional de Chocolates, quienes adquieren el grano sobre la base de precios internacionales.

“Con la apertura económica, estas empresas pueden traer cacao de cualquier país, incluso CasaLuke tiene siembras en el Ecuador, que es el principal productor de Latinoamérica. Esto deja rezagada la productividad y rentabilidad del sector en el país”, dijo Gutiérrez.

Los costos de producción del café, el cacao y la palma aceitera están por encima de sus precios de mercado, en el caso de la palma esta tiene un valor de $300.000 para producir una tonelada, la cual vale $280.000 en el mercado internacional.

“Sobre estos tres productos le hemos dicho al Gobierno Nacional que actué, porque en el país hay 500.000 hectáreas de palma aceitera, 950.000 hectáreas de cafetales y más de 200.000 de cacaotales. Este último cultivo (cacao) es uno de los abanderados en los proyectos de restitución de cultivos de coca, sin embargo, con esos precios esta iniciativa no se va mantener por falta de rentabilidad”, agregó el dirigente gremial.

Cafeteros, inconformes

Por otra parte, las exportaciones totales se proyectan en 13,3 millones de sacos, cifra que tampoco cambia respecto al año cafetero de 2018 y 2019. El Usda también estimó que el consumo doméstico de café crecería un 5,8 %.

El informe pronosticó que las importaciones aumentarán casi un 13 % con respecto al 2018, llegando a 480.000 sacos.

Por su parte, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) informó que la producción de café en abril tuvo un repunte significativo de 18 %, con 1.031.000 sacos frente a 874.000 de abril del año cafetero anterior.

En lo corrido del año cafetero (octubre 2018-abril 2019), la cosecha llegó a 8.016.000 sacos, lo que representa un 2 % menos frente al mismo periodo del año anterior (8.181.000 de sacos).

Buena parte de las importaciones de café se hacen desde Honduras, Brasil, Perú y Ecuador, especialmente de la variedad robusta requerida en las mezclas de la industria, ya que en Colombia la variedad que se produce es la arábiga.

Además de los efectos que tienen los precios del mercado internacional, que afectan la rentabilidad del sector, las condiciones de los cultivos de café de Colombia, al ser de laderas, están en desventaja frente a las cosechas de Brasil y Vietnam.

“En Brasil, los cafetales están en valles y sabanas, tienen un proceso mecanizado (arado, fumigación y transporte) y muchísima más tierra que en Colombia. En Vietnam, el precio de la mano de obra es muy bajo y esto permite que estén bordeando los 30 millones de sacos. Mientras, las naciones centroamericanas tienen costos de producción y calidades similares a Colombia, eso los lleva a estar en crisis”, explicó Gutiérrez.

Por eso, la producción nacional debe bajar sus costos para ser competitiva en el mercado internacional y que los productores le apuesten a exportar cafés solubles.

Aunque, desde Dignidad Agropecuaria ven como un problema el ‘costo país’, que es la sumatoria de montos del sector agro, como las tasas de interés de los préstamos (DTF+4, +5 y +6).

“Al año eso se traduce en intereses de 10 a 12 %, tasas que están por encima de países como Estados Unidos o Ecuador”, manifestó Gutiérrez quien agregó que el pésimo estado de las vías terciarias resta conectividad y aumentan el costo en fletes de las cosechas locales, especialmente en regiones como Norte de Santander.

En 1983, la Organización Internacional del Café (OIC) acordó un precio que recogía costos de producción y tasa de ganancia para los productores, el precio era de 1,40 dólares la libra, hoy el precio sería de 3,61 dólares la libra. Sin embargo, se paga a 0,99 centavos en los mercados internacionales.

Por eso, desde Dignidad Cafetera le han pedido al gobierno liderar una organización que luche por ordenar el mercado mundial, manejar inventarios, retener excedentes de cafés de países productores y exigir precios dignos y justos a las multinacionales.

¿Café venezolano?

“Me sorprendió que los productores de esta zona son muy jóvenes, sin embargo, identificamos que tienen más tierra de la que pueden sembrar, con terrenos de 20 a 30 hectáreas entre varias familias donde solo pueden sembrar pocas plantas”, manifestó el dirigente gremial.

Otra de las quejas que los productores elevaron en la reunión fue sobre el ingreso de café venezolano al departamento, los productores le aseguraron a Gutiérrez en la reunión que algunos comercializadores están trayendo café del vecino país por su bajo costo.

El Comité de Cafeteros de Norte de Santander informó sobre la denuncia de los productores de El Zulia que están esperando las pruebas sobre estas acusaciones para poder actuar y evitar que este contrabando afecte la rentabilidad del sector en el departamento.

Deja un comentario

Top