You are here
Home > Actualidad > Gravar con el IVA los alimentos golpea los productores y empobrece los consumidores

Gravar con el IVA los alimentos golpea los productores y empobrece los consumidores

Comité Ejecutivo Nacional Dignidad Agropecuaria Colombiana, Bogotá, noviembre 1 de 2018

Durante la campaña electoral el hoy presidente, Iván Duque, afirmó que no aumentaría los impuestos. Negó, ante los argumentos de sus contradictores, que haría una reforma tributaria que descargara medidas impositivas sobre los bolsillos de las capas medias y el pueblo. Pero, una vez elegido, no solo amplía el universo de productos a los que les pondrá Impuesto al Valor Agregado IVA -del 18%- sino que, se atrevió a hacer -lo que ninguno de los anteriores presidentes había hecho- gravar los alimentos de primera necesidad, la comida, la dieta básica de los colombianos.

Esa decisión, presentada en la Ley de Financiamiento, que mejor debería llamarse Reforma Tributaria, golpeará el gasto de los consumidores, pero, sobre todo, al elevar los precios de los alimentos obligará a millones de colombianos a comprar y comer menos afectando, de esa manera, a los productores de alimentos del país.

Diversos analistas de la realidad económica y del comportamiento del consumo básico de la población y varios gremios de productores agropecuarios han señalado que la medida de gravar con un Impuesto al Valor Agregado IVA del 18%, el 80% de los alimentos que consumen los habitantes del país, lleva a reducir el consumo, que las ventas y la capacidad adquisitiva de los consumidores sean menores. Incluso, a reducir la cantidad y la calidad de la comida que consumen. El hambre y la escasez aumentará en la mesa de millones de hogares. Se calcula que por el IVA a la canasta básica el gobierno recibirá 12,5 billones de pesos/año. Eso será lo que dejará de gastar en comida el pueblo colombiano.

Al mismo tiempo que se aplica IVA, a los alimentos, se reducen los impuestos a las grandes multinacionales y a los súper poderosos monopolios a los que, les disminuirán los impuestos. Se calcula que se losrebajarán en 10 billones de pesos/año. Y, como parte de la demagogia que le permita aprobar la reforma, el gobierno dice que devolverá el IVA a los más pobres. Anuncios que no se cumplirán y que no resuelven los daños que causa -la reforma- a las grandes mayorías nacionales.

Todos los insumos que se requieren para la producción agrícola y pecuaria quedan gravados con la reforma y al aumentar las obligaciones tributarias se desestimula la demanda interna y, en lugar de reactivar el campo lo que genera son mayores costos para la producción agropecuaria nacional lo que facilita las importaciones de alimentos por los TLC. ¿Para qué campañas de incentivo al consumo de arroz, panela, leche, carne, café, pollo, huevo y otros productos si subirán 18%, en su precio final al consumidor? ¿Para qué hablar de competitividad si, con estas alzas en los insumos -que requieren los productores agropecuarios- se echa abajo cualquier asomo de competitividad?

Ante esta realidad, Dignidad Agropecuaria Colombiana, adelantará acciones y buscará acuerdos para enfrentar la reforma tributaria del gobierno Duque. Pedimos a dirigentes y seguidores participar, con otras organizaciones sociales, en la constitución de comités para enfrentar la reforma y para promover la movilización social -pacífica y civilizada- que derrote tan retrógrada reforma.

Deja un comentario

Top