You are here
Home > Actualidad > El gobierno nacional debe atender con celeridad la crisis del café, la panela, el arroz, la leche y sus derivados, la palma aceitera y el azúcar

El gobierno nacional debe atender con celeridad la crisis del café, la panela, el arroz, la leche y sus derivados, la palma aceitera y el azúcar

Declaración de la Rueda de prensa, Comisión V del senado, Bogotá, agosto 28 de 2018

Convocada esta rueda de prensa, para llamar la atención del país sobre la profunda crisis de ingreso que atraviesan los productores y las amenazas que sobre su futuro se cierne para los más importantes productos del agro nacional como son Café, Panela, Leche y sus derivados, Arroz, Palma Aceitera y Azúcar queremos expresar que, para Dignidad Agropecuaria Colombiana la caída en los precios internos del café, derivada de la especulación de los fondos de inversión del capital financiero, en la bolsa de Nueva York, conlleva a que el precio al que se vende el grano sea de ruina para los 25 millones de productores de café del mundo.

Ante este hecho hemos solicitado, en documentos enviados al Ministro de Agricultura y al Gobierno Nacional, la necesidad de adoptar una política de emergencia que proteja el ingreso de los productores de café del país. Dicha política no puede ser, solamente, la de ofrecer recursos para la renovación de cafetales, alivios para las deudas que se van a dejar de atender o ayudas para fertilizar. El esfuerzo que debe hacerse debe ir dirigido a proveer de recursos que cubran la diferencia, entre los costos de producción y el precio interno de venta del grano.

Esta medida extraordinaria debe tomarse para atender la gravísima situación de emergencia social que puede llegar a presentarse de continuar la venta de nuestro grano a precios internacionales por debajo de US$ 1 dólar la libra o de $770 mil pesos la carga en el mercado interno. Se requiere un fondo de estabilización de precio pero, sobre todo, se requiere de una solución inmediata para apalancar un precio interno justo para el productor.

La producción de panela atraviesa una profunda crisis derivada de las importaciones de jarabe de maíz, edulcorantes y azúcar que saturan el mercado nacional del dulce y hacen que se produzca panela a partir de derretir azúcar bajando el precio de $2.500 pesos el kilo a $1.500. Está situación se resuelve si frenan las importaciones de etanol y edulcorantes y se impide la producción de panela falsa, al igual que se imposibilita que el mercado de la panela -que hoy es de 70.000 productores- se lo tomen unos cuantos ingenios que, violando la Ley 40 de 1990, saquen del negocio a los más de 350 mil productores tradicionales.

La leche y sus derivados están abocados a una crisis nacida en las importaciones por los acuerdos de libre comercio suscritos con Estados Unidos y la Unión Europea. Tratados que creemos deben revisarse para que, tanto la leche y sus derivados como la carne, se excluyan de los mismos.

Más de 20 años de libre comercio, baja de aranceles y desprotección del sector han conducido a recurrentes crisis de precios que no se darían si se permitiera a los productores colombianos abastecer el mercado nacional. Pero, además, debe agregarse el ingreso de Nueva Zelanda, Australia y Canadá al tratado de libre comercio conocido como Alianza Pacífico. Creemos, y así lo hicimos saber a las autoridades, que Colombia debe excluir la leche y sus derivados, la carne y el azúcar si va a permitir el ingreso de esos países a dicho tratado.

El presidente Duque ha señalado varias veces que no firmará más tratados de libre comercio, pero no tenemos la certeza -por las declaraciones de su Ministro de Comercio Exterior- que esa promesa se cumpla. Se habla de acuerdos parciales que incluirían la leche y sus derivados. Y de ser así se permitiría la importación de más azúcar lo que pondría en riesgo no solo a los productores, cultivadores y trabajadores del valle geográfico del Rio Cauca sino a los productores de panela por la sobreabundancia de azúcar que terminará derretida como falsa panela o elaborada por ingenios paneleros -violando o cambiando la Ley 40 de 1990- como hoy se pretende a través de un proyecto de Ley que hace trámite en el Congreso.

Los arroceros están abocados a la ruina. Los precios de compra de su producto no cubren sus costos de producción y el oligopolio que controla la comercialización hace y deshace en el mercado. Se ha solicitado se expida una resolución que fije mecanismos para dar un precio ajustado a sus costos de producción y no ha sido posible. El nuevo gobierno se niega a expedir la resolución y los precios no permiten mejora en las condiciones de vida y trabajo de los arroceros colombianos.

Queremos agradecer la presencia del Senador Jorge Enrique Robledo y de los Representantes Cesar Pachón Achury, Abel David Jaramillo y Jorge Gómez Gallego.

Ante lo expresado, que refleja la realidad que vive el agro nacional, hacemos un llamado al gobierno a que de soluciones ciertas a los problemas aquí planteados en especial al de los precios y las deudas que acosan a los productores.

Esperamos el gobierno nacional actué en consecuencia. Los productores del agro reafirmamos nuestra decisión de luchar por nuestros intereses. No queremos llegar a situaciones extremas, pero si el gobierno no actúa nos veremos obligados a usar la movilización social agraria para alcanzar soluciones.

Dignidad Agropecuaria Colombiana

Comisión V Senado de la República

Agosto 28 de 2018

Deja un comentario

Top